23-8-13  |  Testimonios

Oportunidad y Esperanza

POR: David Dulin

Su emoción contó la historia. En nuestra entrevista con Flor, sus lágrimas y su sonrisa revelaban los desafíos que había vivido en su vida y la satisfacción que sentía de haber alcanzado aquellas metas que alguna vez parecieron tan lejanas. Sus palabras simplemente llenaron los pocos vacíos de esta inspiradora historia, de cómo… Leer más

Su emoción contó la historia. En nuestra entrevista con Flor, sus lágrimas y su sonrisa revelaban los desafíos que había vivido en su vida y la satisfacción que sentía de haber alcanzado aquellas metas que alguna vez parecieron tan lejanas. Sus palabras simplemente llenaron los pocos vacíos de esta inspiradora historia, de cómo las oportunidades en educación pueden ser el cambio.

Flor es madre de nueve hijos. Comenzó describiendo sus primeros años de vida como “bastante duros.” “Mi madre murió cuando yo estaba joven… uno de mis hermanos murió en la guerra y otro en un accidente de carro. Yo quedé sola.” Para sobrevivir y poder mantener a su familia, trabajó por varios años como empleada doméstica. Durante ese tiempo, Flor nunca perdió la esperanza. Solicitó trabajo en la escuela Oasis de Esperanza como señora de la limpieza; el director, asombrado con sus capacidades y su gran potencial no dudó en ofrecerle un trabajo como maestra. Flor encontró su vocación trabajando con los niños de esta escuela, situada en una comunidad muy precaria, donde la droga, la violencia, y la pobreza están por todas partes. El amor de Flor a los niños es evidente: “yo pienso en ellos como mis hijos, los quiero a todos. Yo quisiera que ellos no tuvieran que vivir aquí.”

El año pasado, el Oasis de Esperanza eligió a Flor, de 32 candidatas, para participar en un curso de una universidad en Managua, la UNAN. Este programa, patrocinado por USDA (Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos), ayuda a maestras como Flor, a obtener una certificación post-secundaria. El diploma que Flor obtuvo, del cual está sumamente orgullosa, “hace una gran diferencia,” dijo ella. “Lloré cuando supe que era la elegida para ir a la universidad. Yo no había estudiado en años. Me siento cambiada, y sobretodo intelectualmente.” 

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772