17-10-13  |  Nuestros Programas

Fabretto con los Objetivos de Desarrollo del Milenio

POR: Elena Aldecoa

El primer Objetivo de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas es erradicar la pobreza extrema y el hambre para el año 2015. Hemos avanzado, sin embargo, millones de personas siguen viviendo en la pobreza,  y un número desproporcionado son niños. El hambre prevalece afectando a 100 millones de niños menores de cinco años, quienes sufren desnutrición. Otro de los motivos que desencadena la pobreza es la dificultad de encontrar un empleo digno y productivo, especialmente para las mujeres y los jóvenes.

Los Programas de Fabretto abordan directamente el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio:

Creemos que la educación es la clave para erradicar la pobreza. A través de una educación de calidad, Fabretto beneficia a más de 12.000 niños, niñas y jóvenes en Nicaragua, para que ellos mismos y sus comunidades salgan de la pobreza en la que están inmersos.

A través de los programas de educación secundaria y la formación profesional, Fabretto brinda educación a jóvenes para que logren tener un empleo digno y productivo que mejore su economía y la de sus familias. Gracias a la formación de jóvenes emprendedores del programa SAT y a las cooperativas de Fabretto,  700 familias han visto mejorados sus ingresos familiares y se han abierto las puertas a nuevas oportunidades.

El hambre es uno de los mayores desafíos diarios que enfrentan las personas que viven la pobreza.  Fabretto ataca el problema de la inseguridad alimentaria a través de almuerzos escolares, huertos escolares y la educación de la comunidad. El año pasado, Fabretto sirvió más de 2,1 millones de almuerzos escolares.

 

Los resultados del trabajo de Fabretto son evidentes en las vidas de miles de niños y niñas. El caso de Gabriel es un claro ejemplo, Gabriel sufría una desnutrición severa, con cuatro años y medio de edad apenas pesaba 9kg. Una vez reportado el caso, el programa de intervención temprana de Fabretto le brindó atención médica, vitaminas y leche fortificada. Gabriel comenzó a asistir a clases de Fabretto, donde los maestros se dedicaron a ayudarle a desarrollar sus habilidades cognitivas y motoras. Hoy en día,  Gabriel es un alumno que ha conseguido integrarse a las clases. Gracias a Fabretto, la vida de Gabriel ha cambiado drásticamente, ahora, Gabriel tiene la esperanza de un futuro mejor.

El primer objetivo de Desarrollo del Milenio es posible de alcanzar, a través de programas de educación y nutrición cómo los que implementa Fabretto. . ¡Ayúdanos a conseguirlo en el 2015! ¡Colabora Hoy!

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772