12-6-14  |  Prensa

La lucha contra el trabajo infantil en Nicaragua

POR: Elena Aldecoa

 

En el Día Mundial contra el Trabajo Infantil 2014, Fabretto se une a la campaña mundial #TarjetaRoja de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en la lucha para erradicar el trabajo infantil y reveindicar el derecho de los niños a una educación de calidad.

 

En Nicaragua, el 15% de los niños de entre 5 y 14 años de edad trabajan regularmente (la edad legal para trabajar es de 14 años). Los niños trabajadores son mucho más vulnerables al abandono escolar, aunque la educación es obligatoria hasta los quince años, la ley rara vez se aplica, sobre todo en las comunidades más empobrecidas.

 

Muchos de los niños que trabajan en Nicaragua son explotados para realizar algunas de las peores formas de trabajo infantil. Más del 70% trabaja en la agricultura, enfrentando largas horas laborales y riesgos para su salud. * El 30% restante, trabajan en el servicio doméstico, la construcción, la venta ambulante o la realización, y la recolección de materiales reciclables en el vertedero, desafiando múltiples riesgos para su desarrollo. Se estima que unos 20.000 niños de comunidades vulnerables son objeto de explotación sexual comercial y pornografía infantil.

 

 

Estas estadísticas son muy preocupantes y desgarradoras, tenemos que unirnos para cambiar esta situación que afecta a tantos niños en Nicaragua. Programas como los de Fabretto donde se auguran esfuerzos para reducir el trabajo infantil y aumentar la concienciación sobre la importancia de la educación a través de:

 

a) Educación de calidad. Nuestros programas  de fortalecimiento educativo ayudan a que los estudiantes con más dificultades puedan ponerse al día con sus estudios y además se les motiva a continuar asistiendo a la escuela.

 

b) Talleres formativos con los padres y madres de familia y la participación de los mismos en las actividades de la escuela. Cuando los padres se involucran, se comprometen a apoyar la educación de sus hijos.

 

c) Las cooperativas y las oportunidades económicas para los estudiantes de secundaria y adultos jóvenes. A través de nuestro programa de educación secundaria rural, los estudiantes pueden continuar su educación mientras apoyan económicamente a sus familias con pequeñas iniciativas productivas. Para los adultos más jóvenes, las cooperativas, les han dado la oportunidad de ganar un ingreso estable para mantener a sus familias y asegurarse de que sus hijos asisten a la escuela regularmente.

 

Todavía hay un largo camino por recorrer para asegurar que todos los niños tengan acceso a educación y la oportunidad de un futuro mejor. Para apoyar nuestra lucha contra el trabajo infantil, únete a Fabretto y juntos podremos crear un futuro mejor para miles de niños y niñas en Nicaragua.

 

 

 

* Fuente: U.S. Dept of Labor Report 2012

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772