18-11-14  |  Testimonios

Mi madre es también mi maestra

POR: Elena Laswick

“Ser mamá también incluye ser parte de la educación de mi hijo”.

-Glenda, Madre de Jairo

 

Jairo en su casa, Nicaragua

 

Como la mayoría de los hogares en su comunidad, la casa de Glenda es una construcción sencilla de adobe y sin electricidad. Ella y sus hijos viven alrededor a 15 kilómetros del pueblo más cercano al Norte de Nicaragua. Aun así, Glenda ha convertido su casa en un lugar especial, donde la educación es una prioridad.  

 

La mayoría de niños en comunidades rurales, no reciben el apoyo suficiente en sus hogares debido al bajo nivel de educación de los padres, quienes sólo cuentan con un par de años de estudio y carecen de motivación para involucrarse en la educación de sus hijos. Por esa razón, los programas de Fabretto buscan integrar a la comunidad entera en la educación y desarrollo de los niños.  

 

Casa de Jairo y Glenda

 

Los padres juegan un papel muy importante en la educación de sus hijos; apoyándoles con las tareas y asegurando que asistan a la escuela. La historia de Glenda comprueba el gran impacto que los padres pueden tener cuando se involucran en la educación de sus hijos. En los últimos años, Glenda ha participado en capacitaciones impartidas por Fabretto, abarcando temas en salud, nutrición y educación. Gracias al apoyo de Fabretto, Glenda ha podido ayudarle muchísimo a Jairo, su hijo de seis años. Además de ser madre, Glenda es también maestra del programa educación temprana de Fabretto. 

 

Ella ha recibido capacitaciones en la metodología Montessori, lo que le permitió apoyar a Jairo desde temprana edad y enseñarle todas las vocales. Con orgullo, Glenda cuenta que ”Jairo aprendió a leer en solo tres meses”. Además, en la sala de su humilde hogar, Glenda estableció un ”rincón de reforzamiento.” El rincón cuenta con materiales escolares básicos, como pósteres con letras del abecedario, todo con el fin de apoyar la educación de sus hijos desde casa.  

 

Este año, Jairo ingresó al primer grado. Cada día, recorre una hora sobre caminos de tierra para llegar a su escuela; una escuela que Fabretto apoya con programas de educación y almuerzos escolares. Con el apoyo de su madre, Jairo está sobresaliendo en su educación. Prueba de ello fue haber ganado el primer lugar en un concurso de lectura entre 6 escuelas. Ese día, ambos Jairo y su madre recibieron premios; Jairo recibió material escolar y caramelos, y su madre el orgullo y satisfacción de ver los frutos de todo el esfuerzo.  

 

 

Jairo durante el concurso de lectura

 

Hoy, Jairo se prepara para participar en un concurso de lectura a nivel municipal, donde espera alcanzar un éxito más. Sin duda, la historia de Glenda y Jairo puede ser replicada en todas las comunidades de Nicaragua.  Por ello, Fabretto continúa promoviendo la participación de los padres de familia en la educación y formación de sus hijos.

 

Tú también puedes involucrarte y ser parte de la historia de miles de niños en Nicaragua.

 

 

SÉ PARTE DE SU HISTORIA

Haz tu donativo – Involúcrate

 

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772