11-6-15  |  Nuestros Programas

Di NO al trabajo infantil – ¡SÍ a la educación de calidad!

POR: Elena Aldecoa

Este año, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil se centra en el impacto de la educación para la reducción del trabajo infantil. Fabretto se suma a otras organizaciones alrededor del mundo para defender los derechos de los niños, reducir el trabajo infantil y ofrecer educación de calidad.

 

Únete a Fabretto y comparte este mensaje:

NO al Trabajo Infantil – ¡SÍ a la educación de calidad!

 

 

¿Qué es el trabajo infantil?

 

Todos los niños tienen derecho a vivir una infancia segura, donde la educación sea una prioridad; el trabajo infantil es una violación de los derechos del niño. La OIT define el trabajo infantil como “una violación de los derechos humanos fundamentales, habiéndose comprobado que entorpece el desarrollo de los niños, y que potencialmente les produce daños físicos y psicológicos para toda la vida”.  Además, afirma que la persistencia del trabajo infantil tiene sus raíces en la pobreza, la falta de un trabajo decente para los adultos, la falta de protección social y la incapacidad para asegurar la asistencia de los niños a la escuela.

 

–  De acuerdo con la OIT, 120 millones de niños menores de 14 años están involucrados en el trabajo infantil en el mundo.

–  El 70% de los niños trabajadores son de áreas rurales y se dedican a la agricultura; a menudo en condiciones peligrosas que ponen en riesgo su salud y desarrollo; de estos niños, el 80% no asisten a la escuela.

–  Un 20% del Producto Interno Bruto (PIB) en Centroamérica es “generado” por mano de obra infantil, (Care Internacional).

 

EN NICARAGUA:

–  Según la OIT, 240,000 niños menores de 14 años trabajan (13,2 %)

–  De los que trabajan, 18,817 son menores de 9 años.

–  Más de 1,040 niños y niñas trabajan o piden en los semáforos de la capital (Managua)

 

  

 

¿Por qué la educación de calidad?

 

La educación reduce el trabajo infantil. Ofrecer una educación gratuita, obligatoria y de la calidad es la estrategia más efectiva para reducirlo. Cuando los niños van a la escuela, están fuera de peligro y del entorno del trabajo. En clase, desarrollan habilidades que les ayudarán a encontrar un empleo seguro y digno cuando sean adultos.

 

La educación es esencial para romper el ciclo de la pobreza crónica. Los adultos que trabajaron de niños y no fueron a la escuela, tienen pocas oportunidades laborales, están mal remunerados y no tienen un trabajo seguro.

 

Tenemos que tomar medidas. La OIT insta a la comunidad internacional a garantizar que todos los niños tengan acceso a una educación gratuita y de calidad en sus comunidades. Se debe trabajar arduamente en la formación y el apoyo a los profesores, que son actores clave para mantener a los niños en la escuela. A través de nuestros cinco programas educativos, Fabretto está tomando medidas para cumplir con las recomendaciones de la OIT en Nicaragua. 

 

 

¿Qué puedo hacer yo?

 

La forma más fácil es alzando la voz y difundiendo este mensaje. Comparte este post en Twitter o Facebook.

 

También puedes marcar la diferencia haciendo un donativo para beneficiar los programas de Fabretto y contribuir a fortalecer la calidad educativa en Nicaragua.

 

 

 

 

 

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772