16-10-15  |  Testimonios

Un mensaje especial para tí – Día Internacional de la Alimentación

POR: Elena Aldecoa

Moisés no es un niño cualquiera, es la cara de la esperanza, representando el trabajo de Fabretto en la celebración de este día.

Con motivo del Día Internacional de la Alimentación reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Fabretto se une a todas las organizaciones civiles e instituciones gubernamentales para seguir luchando contra el hambre y la desnutrición infantil.  

Fabretto centra sus esfuerzos en mejorar la seguridad alimentaria y nutrición de las comunidades que atendemos. En los últimos cinco años, se han servido 15 millones de almuerzos escolares en más de 100 escuelas públicas. Esto no hubiese sido posible sin la creación de alianzas estratégicas. 

Amigos como Feed My Starving Children (FMSC) son esenciales para cambiar el futuro de quienes viven en riesgo, especialmente los niños y niñas en estado crítico de malnutrición. Una alimentación balanceada es determinante para la vida de un niño. Por eso, a través de almuerzos escolares nutritivos, los estudiantes logran concentrarse mejor en clase y mejorar su rendimiento académico. Muchas veces, el almuerzo es el estímulo principal para asistir a la escuela, porque para muchos será la única comida completa que coman en el día. Ese es el caso de Moisés, un joven de 14 años, beneficiario de los almuerzos escolares Fabretto-FMSC. 

Moisés con su abuela sosteniendo una de las bolsas donadas de Manna Pack (arroz con soya) que dona FMSC a los centros educativos de Fabretto

Moisés habita en el barrio Acahualinca de Managua, una de las zonas más vulnerables de la capital, donde también se encuentra La Chureca, uno de los vertederos más grandes de Centroamérica. Con apenas tres meses, su mamá lo abandonó, dejándolo al cuidado de su abuelita Maria Elena, quien trabajaba en el vertedero, recolectando latas, plásticos y otros materiales que posteriormente vendía para poder comprar algo de comida para su nieto. 

  
Moisés con sus primos y su abuela en su casa

Hoy en día, Moisés todavía padece las secuelas de una desnutrición severa. Sin embargo, aunque se encuentra por debajo del peso normal para su edad, ha mejorado mucho en los últimos años. Gracias a su espíritu de superación, no es sorpresa que éste joven de apenas 66 libras, sea uno de los mejores estudiantes de su clase. El almuerzo escolar ha llegado a cambiar su vida, permitiéndole aspirar a una carrera universitaria y un futuro mejor. 

El testimonio de Moisés es una muestra más del valor de las alianzas estratégicas y de la importancia de la alimentación. Definitivamente, el mundo necesita más héroes como FMSC. ¡Gracias por su gran compromiso y amistad!

  

Moisés en el Centro de Fabretto

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772