20-6-16  |  Historias de Éxito

De visita en la granja de Jonathan

POR: Elena Aldecoa

Jonathan con su madre

Jonathan con su madre

A unos 10 kilómetros de Somoto, un estrecho camino de tierra nos lleva a la casa de Jonathan. La historia de Jonathan y sus cerdos llegó hasta nuestras oficinas en Managua. Nuestra curiosidad por conocer más acerca de esta familia y la manera en la que están mejorando su vida, nos llevó a trasladarnos hasta esta pequeña comunidad y ver con nuestros propios ojos lo que nos habían contado.

01DSC_0006El polvo alrededor del carro todavía se está asentando cuando la madre de Jonathan, Diana, viene a saludarnos. Nos sentamos con ellos a platicar, mientras los pequeños animales, pollos y lechones, siguen a Jonathan quien les tira granos de maíz.

“Él siempre me ayuda y me dice que no me preocupe por los animales”, dice Diana de su hijo, quien actualmente está integrado en el programa de Fabretto de Educación Secundaria Rural (SAT). “Mi hija menor está en la escuela primaria que queda en la entrada del barrio. Por la tarde, Jonathan estudia SAT en la misma aula con otros 14 estudiantes.”

Me senté al lado de Jonathan y conversamos un poco sobre el programa. “Hemos escuchado de muchos niños que caminan largas distancias para asistir a clase. ¿Es cierto”?

“Claro que sí”, nos confirmó, “Ellos vienen en grupo, pero es un camino largo desde sus casas, y lo hacen todos los días.”

La mayoría de los niños en esta región de Nicaragua, también conocida como el “Corredor Seco”, no continúan estudiando después del quinto grado. Hay pocas oportunidades para los niños de su edad.

Los ojos de Jonathan se iluminan cuando nos cuenta sobre el programa SAT: “Aprendemos sobre la clasificación de los animales, la agricultura y los huertos escolares”. 01DSC_0012 Escuchando a Jonathan hablar más sobre la agricultura, nos dimos cuenta de todo lo que nos envolvía. Una cerca de madera rodeaba la propiedad, y sólo a través de Diana, descubrimos que Jonathan, de 11 años de edad, ha construido todo eso él mismo. Callado, sonríe mientras lo felicitamos.

Es bastante común en las zonas rurales de Nicaragua que familias como las de Jonathan compren un cerdo al inicio del año y lo cocinen para las fiestas de diciembre. Diana y su familia decidieron invertir en un proyecto a largo plazo, cambiando esta tradición.

Actualmente, la familia de Jonathan tiene nueve cerdos que espera vender en las próximas semanas. Mientras su marido trabaja en el campo a unos 30 minutos de la casa, Diana y Jonathan proporcionan una segunda fuente de ingresos para la familia. Ya que los granos de sorgo son caros en esta zona, confiesa que se ha vuelto creativa para alimentar a los lechones cuando este grano escasea. A veces mezclando alimentos de maíz o dándoles hojas de jocote. “Jonathan asiste a la escuela todos los días y siempre nos ayuda con todo lo que puede”, confirma su Mama.

Mientras les damos las gracias por su tiempo, mi colega se dirige a Jonathan una vez más y lo felicita. “¡Recuerda! ¡Tu historia ha llegado hasta Managua! ” El joven, lleno de vida, sonrie y se despide.

Juntos, están construyendo un  futuro mejor para su familia. Gracias a las clases de Jonathan, a su amor por la carpintería, y a la ayuda de su madre, Jonathan está creciendo como niño, como estudiante y como profesional.

01DSC_0102

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772