21-9-16  |  Historias de Éxito Logros

En camino hacia un mundo más justo

POR: Diana Corrales

20337303758_4e544ac956_k

El camino hacia la comunidad de El Bálsamo, parecía el rastro de lo que un día habría sido un serpenteante río. El vehículo de Fabretto en el que nos trasladábamos, mejor conocido como ‘la ambulancia’, apenas lograba mantenerse firme, lijando sus gastadas llantas sobre grandes piedras que adoquinan el paso estrecho en un subibaja de montañas secas.

‘Ya estamos cerca’, nos decía Norma en un intento de sosegar los saltos abruptos de la ambulancia. Norma es responsable del programa de Educación Temprana de Fabretto en la zona; todos los días recorre el mismo camino desde el Centro Educativo de Fabretto más cercano para dar seguimiento al desarrollo de los niños y niñas de El Bálsamo.

Veinte minutos más tarde llegábamos al único preescolar de la comunidad, un edificio de dos aulas construido en septiembre del 2015 por Fabretto y Building Bridges Worldwide. Allí, Norma nos presentó a Hilda Ponce, una mujer de semblante tímido y amable, quien nos esperaba en la puerta del aula de clase.

El Balsamo

‘¡Bienvenidos!’ dijo Hilda como recibiendo visitas en su propia casa. Hilda y su marido decidieron ceder un espacio de su propiedad para la construcción de la escuelita, porque deseaban que los niños de su comunidad tuvieran lo que sus hijos no tuvieron: una escuela donde estudiar. ‘Este terreno ya no es mío, sino de los niños,’ comentó la generosa mujer.

El nuevo preescolar ha impactado el Bienestar y Desarrollo Comunitario de El Bálsamo, pues también funciona como un centro para capacitaciones. En el mismo edificio, el equipo de Fabretto ofrece formación a madres y padres en estimulación temprana, nutrición y salud alimentaria; iniciativa en la que Hilda está también directamente involucrada como promotora.

En el Día Internacional de la Paz, el testimonio de Hilda es una inspiración y un ejemplo determinante para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. A través de la participación comunitaria se puede alcanzar la paz en el mundo. Todos somos responsables de mejorar la educación, salud y nutrición de las familias  en comunidades rurales como El Bálsamo. Trabajando juntos, lograremos consolidar la paz y crear un mundo más justo y próspero para las futuras generaciones.

‘Sueño con que los niños de mi comunidad lleguen a ser grandes profesionales. Eso quiero y todos podemos hacer algo,’ Hilda Ponce, agente de cambio.

Hilda

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772