29-9-16  |  Voluntariado

¿Cómo vivió Montse sus primeros días con Fabretto?

POR: Fabretto

Reflexiones de Montse, voluntaria de Fabretto, durante sus primeros días en Nicaragua.

De camino a Nicaragua me preguntaba cómo serían los días en este país desconocido, una nueva situación se presentaba en mi vida. Unos meses antes, un amigo me había hablado de la Fundación Fabretto, despertando mi interés por colaborar de alguna forma en este proyecto tan fascinante. La educación temprana y primaria es fundamental como eje de desarrollo y aprendizaje, la educación secundaria rural, la educación vocacional y técnica, la seguridad alimentaria y nutrición, el desarrollo de  talleres de formación para padres y madres de familia… todas estas iniciativas me dejaron fascinada antes de empezar mi colaboración con Fabretto.

La calidad de los programas, sumada a la excelencia de las personas que trabajan en este proyecto, despertó en mí la necesidad de conocer esta labor tan importante. Al principio me interesé por conocer el programa de apadrinamiento, una actividad fundamental para contribuir a la lucha contra la pobreza de comunidades vulnerables, por menos de un 1 euro al día en España se puede garantizar una educación de calidad y un almuerzo nutritivo a un niño de escasos recursos y darle la esperanza de un futuro mejor. Sin duda, hacerme madrina motivó mi interés de viajar a Nicaragua y conocer la magnífica labor sobre el terreno.

El vuelo Barcelona- Nicaragua es un viaje largo, durante el vuelo tienes tiempo de pensar en tantas cosas y coger fuerzas para poder aportar toda tu energía a este proyecto. Mi llegada a Managua después de muchísimas horas de vuelo fue impactante, salir de Barcelona a primera hora de la mañana y llegar a Managua a las 20:00, totalmente oscuro. El trayecto del aeropuerto a la casa de voluntarios fue increíble, ver el entorno y darme cuenta de la realidad que me rodeaba y tomar conciencia de todo ello. En ese momento entendí que empezaban unas semanas  que marcarían un antes y un después en mi vida.

DSC_0494peq

Fabretto ofrece una casa en San Isidro de Bolas para que todos los voluntarios puedan hospedarse.  Llegando a la casa comenzaron los nervios, me hice mil preguntas, en este trayecto vi pasar todos los momentos de mi vida rápidamente, sentí por un momento que mi madre me cogía de la mano fuertemente… sentí su energía, la que me hace seguir día a día. Mi recibimiento en la casa por parte de otros voluntarios fue genial, yo llegaba a un lugar nuevo con mis miedos y mis inquietudes  y ellos lo hicieron todo tan  fácil. Desde ese momento, entraron a formar parte de mi vida.

Estoy segura de que mi vida estará marcada por estos tres nombres David, Jacobo y Victor, mi familia en Nicaragua, sin ellos esto no seria lo mismo. La energía de David, el carácter de Jacobo  y la sensibilidad de Víctor han hecho que esta aventura sea increíble, que tenga la fuerza necesaria para aportar mi granito de arena en esta parte del mundo, donde la ayuda de todos es tan necesaria.

voluntariosDavid, Jacobo y Victor

Managua es una ciudad triste donde vive gente feliz, nunca  había visto condiciones tan precarias en los países que había visitado en otras ocasiones, los niños caminan durante horas para poder ir al colegio. Gracias a Fabretto, su educación y el almuerzo escolar están garantizados. Sin duda, para poder llevar a cabo este proyecto se necesita del apoyo de los voluntarios  y padrinos, así como de las aportaciones que ayudan a mejorar las infraestructuras de los colegios y cubren todos los servicios necesarios que necesitan los niños.

A pesar de vivir en condiciones precarias, los niños asisten a clase con una sonrisa enorme, en sus ojos reside la felicidad a pesar de faltarles muchísimas cosas materiales…. ¿Dónde está el secreto de la felicidad?, esta es una de las preguntas que me hago desde que llegué a este país. Vivimos tan preocupados por lo secundario que muchas veces olvidamos el valor de lo real.

DSC_1123 peq

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772