24-2-17  |  Alianzas Prensa

“A clases con Cargill”, una apuesta por la nutrición y educación de niños y niñas

POR: Fabretto

El pasado miércoles 22 de febrero, tuvo lugar un evento de bienvenida al nuevo curso escolar 2017 en la escuela Doctor Manuel Maldonado de Masaya, con motivo de la campaña “A clases con Cargill”. Una iniciativa en el marco del Proyecto Nutriendo el Futuro de Cargill en alianza con Care Internacional y ejecutado con el apoyo de Fundación Fabretto. “A clases con Cargill” llevará últiles escolares y paquetes de higiene personal a más de 7 mil niños y niñas de preescolar y primaria de 30 escuelas y 9 municipios del país. Durante esta campaña cerca de 100 voluntarios asociados de Cargill serán los responsables de hacer la entrega.

Los paquetes incluyen: cuadernos con mensajes educativos sobre la importancia de la alimentación saludable, fascículos informativos sobre nutrición, lápices, crayolas, regla, lápices de colores. Además se entregará material de apoyo para 250 docentes; así como insumos de limpieza y paquetes de higiene personal para los niños y niñas.

 Voluntarios de Cargill entregando los paquetes escolares

María Nelly Rivas, Gerente Regional de RSE de Cargill Centroamérica explicó que la inversión de la jornada “A clases con Cargill” supera los 30 mil dólares; mientras que la inversión anual en apoyo a las escuelas es superior a los 220,000 dólares. “Sólo en esta escuela, Dr. Manuel Maldonado, rehabilitamos los servicios sanitarios, construimos una cocina-comedor-bodega, reparamos los tomas de agua y se instalaron juegos para que las niñas y niños se diviertan sanamente”, destacó Rivas.

Añadió que en esa misma escuela también se desarrolló un huerto escolar con la finalidad de incluir productos frescos a la merienda escolar. “Igualmente, a lo largo del año se realizan actividades de formación en nutrición y se complementa la merienda escolar con pollo y embutidos de nuestras marcas Tip-Top y Cainsa”.

Sandra María, madre soltera de tres hijos, es ex-alumna de la escuela Manuel Maldonado, hoy, su hija pequeña Deborah estudia en este mismo centro. Nos cuenta que la merienda que que le dan a su hija “es una gran ayuda”. “Yo lavo y plancho para poder mantener a mis hijos, saber que ella come bien en la escuela es un gran desahogo para mi”.

 

 Sandra María y su hija Deborah

Durante el 2016, las escuelas beneficiadas por el Programa Nutriendo el Futuro registraron un 93% de retención escolar. También se registró un aumento en el consumo de proteínas de 46% a 62%, en verduras aumentó de 59% a 87%, en lácteos pasó de 53% a un 74% y de huevos de un 43% a un 64%.

Johana está en primer grado de primaria, “lo que más le gusta de la escuela es aprender” afirma con decisión, a su corta edad no dudó un segundo cuando le preguntamos. También le gusta la merienda, dice que en ocasiones les dan hasta manzanas. Su profe Fanny Villavicencio, lleva más de 15 años dando clase en esta escuela y nos cuenta que con este proyecto la atención a los niños ha mejorado mucho. “Muchos niños vienen sin desayunar, la merienda que se les da en esta escuela es fundamental para que los niños pongan más atención, hay algunos estudiantes que no faltan a clase por su comida”.

 Johana a la izquiera y su profesora Fanny a la derecha

Si deseas apoyar los programas educativos de Fabretto en escuelas como Manuel Maldonado, haz tu donativo ahora.

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772