13-3-17  |  Historias de Éxito

Sus maridos tenían que darles permiso para trabajar

POR: Fabretto

Socia de la Cooperativa recoge hoja de pino para la elaboración de canastas en San José de Cusmapa.

Enclavado en las montañas del norte de Nicaragua, rodeado de un bosque de pinares y favorecido con un clima agradable, el municipio de San José de Cusmapa es también parte del corredor seco del país, donde los altos índices de pobreza y desnutrición son alarmantes. En este mismo lugar, contra toda adversidad, 54 mujeres indígenas han logrado emprender uno de los negocios más prósperos del municipio.

Maria Teresa, co-fundadora de la Cooperativa de Canastas de Pinos, aún recuerda cómo inició todo. “Fue en un aula de manualidades del Centro Educativo de Fabretto, con la ayuda de la profesora Altagracia y algunos voluntarios… ¡allí tejimos nuestra primera canasta de pino!”, recuerda la talentosa mujer.

Desde niña, María Teresa estuvo expuesta a las actividades artesanales, principalmente por circunstancias económicas. A la edad de 12 años se levantaba oscuro para ayudar a su mamá en la panadería familiar. Confiesa que nunca le gustó salir a vender a la calle porque le daba vergüenza, pero siempre disfrutó trabajar con sus manos, preparar la masa y elaborar el pan. Sus primeros indicios artesanales en la panadería, le servirían más tarde para tomar una decisión que marcaría el resto de su vida.

María Teresa se vió obligada a abandonar la escuela tras salir embarazada. Fue entonces cuando se enteró del taller de canastas de pino que ofrecía Fabretto en el Centro Educativo; no lo dudó dos veces y se inscribió. Allí, aprendería la habilidad artesanal que, hasta el día de hoy, le ha permitido emprender su propio negocio, representar a la cooperativa en el extranjero y generar ingresos para su familia.

Durante los últimos 15 años, la Cooperativa ha ido creciendo poco a poco. María Teresa recuerda cómo iniciaron con solo diez mujeres y lo difícil que fue romper esquemas en el pueblo. “Muchas mujeres de la cooperativa tenían que pedir permiso a sus maridos para poder trabajar. Teníamos que recorrer el pueblo, visitar casas para hablar con sus maridos y motivar a las mujeres a unirse a la cooperativa”.  

Nicaragua, al igual que otros países latinoamericanos, sigue siendo un país predominantemente machista, donde principalmente la mujer indígena mantiene un bajo perfil, con poca participación en el ámbito económico y social, limitada a los oficios del hogar y cuidado de los hijos. Muchas de ellas, al igual que María Teresa, se ven obligadas a interrumpir los estudios para dedicarse a procrear. De hecho, al momento de unirse a la Cooperativa de Canastas de Pinos, la gran mayoría de las mujeres no habían culminado siquiera la educación primaria.

En 2006, al momento de inscribir legalmente a la Cooperativa, Maria Teresa tomó la decisión de retomar sus estudios, convirtiéndose en un ejemplo e inspiración para el resto de sus compañeras. No solo finalizó la secundaria, si no también se preparó como Contadora, permitiéndole ejercer hoy día como administradora de la Cooperativa, apoyándose estrechamente de Fabretto para la comercialización de sus productos en Estados Unidos.

Hoy, Maria Teresa puede darle una vida mejor a sus dos hijas. “Ya he logrado más de lo que alguna vez soñé… de ser ama de casa a ser empresaria”, comenta con ojos vidriosos. La visión y determinación de esta líder comunitaria, también ha hecho realidad el sueño de otras 53 mujeres indígenas, quienes, siguiendo su ejemplo, tomaron la decisión de alcanzar su máximo potencial, mejorar sus oportunidades de futuro y contribuir al desarrollo de su comunidad.

La Cooperativa de Canastas de Pinos representa el inicio de un cambio colectivo en pro de alcanzar la equidad de género. Gracias a cada una de las mujeres que conforman esta empresa, las futuras generaciones del municipio de San José de Cusmapa tienen algo a qué aspirar, con la convicción de que los sueños son posibles.

Si deseas apoyar a esta cooperativa y comprar algunos de sus productos contáctanos.  Próximo evento de exposición y venta: Expoapen 2017, Managua, Nicaragua.

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772