14-3-17  |  Testimonios

Conocer Fabretto de primera mano

POR: Carl Marinacci

Llevo más de veinticinco años involucrado con la Fundación Fabretto. De vez en cuando, admito que estoy un poco cansado, pero lo que vi durante el viaje de Friends of Fabretto hace dos semanas, reactivó mi deseo de seguir siendo parte del impacto de Fabretto.
Los nicaragüenses en general y el equipo de Fabretto, tanto el personal como los estudiantes, son personas hospitalarias, amables y agradecidos, a pesar de que muchos también son de familias de escasos recursos. Cada vez que visito cada centro, me quedo profundamente sorprendido y conmovido con todo lo que veo. Espero que el siguiente “cuento” de mi último viaje, te inspire a considerar la posibilidad de unirte al próximo viaje de Friends of Fabretto para que seas testigo de la esperanza de un futuro mejor en las comunidades más marginadas de Nicaragua.

Estelí: “La Cruz”

El vertedero municipal de la ciudad de Estelí se llama “La Cruz”. Visité este lugar hace cinco o siete años. Lo que vi en ese momento, fue un verdadero infierno; hoy, las cosas no han cambiado. Alrededor de cincuenta familias sobreviven de la recolecta de basura que posteriormente venden para reciclaje. Las familias que allí trabajan viven en comunidades muy próximas al vertedero. Cuando miré por primera vez la escuela pública a la que acudían los niños de estas familias, quedé muy impresionado al ver una habitación con niños hacinados como sardinas en lata y llena de moscas.

La Fundación Fabretto no tardó en construir una nueva escuela, con una cocina, aulas y una gran área de juego y deportes, que fue construida gracias al trabajo y la generosidad de los estudiantes de la escuela preparatoria de Canterbury (Connecticut). El área donde se ubica la escuela es muy amplio e incluso hay un espacio de tierra destinado para un huerto escolar, donde los niños aprenden como cosechar verduras que luego consumirán – de los muchos proyectos que hemos hecho a lo largo de todos estos años, creo que éste ha sido la mejor inversión y los mejores dólares gastados.

Educación Secundaria Rural con Fabretto

SAT es un programa desarrollado para jóvenes de áreas rurales que de otra manera no tendrían la oportunidad de asistir a la escuela secundaria. El plan de estudios y la metodología son diferentes al enfoque tradicional. SAT enfatiza el aprendizaje práctico y las habilidades / valores empresariales. Considere lo siguiente: Nicaragua tiene un examen de admisión nacional para ingresar a la universidad con una “tasa de aprobación” del 49%; Sin embargo, en 2016, los beneficiarios del programa de secundaria rural de Fabretto (SAT) tuvieron una tasa de aprobación del 67%. ¡No tengo ninguna duda de que nuestros estudiantes de SAT saldrán del ciclo de la pobreza!

Cuando visité el Centro de Educación de Fabretto, ubicado en San Isidro de Bolas, Managua, entre 5 y 7 grupos de SAT nos compartieron los resultados de sus pequeñas iniciativas/empresas, como la fabricación y venta de especies de plantas nativas, producción de fertilizantes orgánicos, crianza de pollos, producción y venta de miel, cultivo y venta de plantas de árboles frutales, fabricación y venta de mermeladas y jalea, etc. No sólo me impresionaron todos los proyectos, sino que quedé fascinado con la confianza en sí mismo y el empoderamiento que tenía cada uno de los estudiantes de SAT.

En nuestra visita a San José de Cusmapa, visitamos la comunidad del “Ángel 1”, allí conocimos a Gersanz, un joven egresado de SAT y actualmente becado por Fabretto. Cada sábado, se levanta a las 3:30 de la mañana, recorre casi dos kilómetros montaña arriba para llegar a Cusmapa, donde tomará el bus que le lleve a Somoto, donde se ubica su universidad. Después de clase, tomará el bus de vuelta a Cusmapa y regresará a su recóndita comunidad “Ángel 1”. ¡No tengo duda de que este joven llegará muy lejos!

Proyecto NicaHope, Managua

 

Durante nuestro tiempo en Managua, nos reunimos con el equipo de liderazgo en la oficina central, quienes demostraron su compromiso y buena preparación, muchos son bilingües. También, visitamos el Centro de Fabretto ubicado en Acahualinca, donde se desarrolla el proyecto de NicaHope ; niños y niñas procedentes de uno de los barrios más vulnerables de la capital, donde su ubicaba el vertedero municipal, más conocido como “La Chureca”. Actualmente, muchos de ellos están aprendiendo a elaborar bisutería, una práctica que puede ayudarles a generar ingresos y además en un ambiente sano.

Podría seguir y seguir escribiendo sobre todos los aspectos positivos que vimos durante nuestro viaje de cinco días, pero prefiero animarte a que te unas al próximo viaje de Friends of Fabretto y conozcas Fabretto de primera mano.  ¡Te GARANTIZO que será una experiencia inolvidable!

Tanto si eres nuevo en Fabretto como si no, quiero agradecerte por el apoyo que le brindas a los niños más vulnerables de Nicaragua a través de la educación.

Ciao y que Dios los bendiga,

Carl.

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772