13-5-17  |  Historias de Éxito

Nairobi: el reflejo de una mamá espectacular

POR: Diana Corrales

Nairobi y su mamá Reyna, en el Centro Educativo de Fabretto en Estelí

Enseñar a tus hijos a leer a los 4 años ¿es posible? Para Reyna Gutiérrez, todo depende del tiempo que los padres dediquen con sus hijos y el interés que tengan en ayudarles a aprender.

Reyna es madre de tres niñas y maestra de primaria en el Centro Educativo de Fabretto en Estelí, Nicaragua. A través de Fabretto, la maestra ha recibido formación en metodologías innovadoras como Enseñanza Abierta, la cual utiliza el juego con el fin de facilitar el proceso de aprendizaje. “El niño no debe ser receptor de información, por el contrario, debe ser protagonista de su propio aprendizaje,” comenta Reyna. Sin embargo, según ella, no basta que el niño reciba la mejor educación en clase, si no también que los padres de familia se involucren, algo que ha sabido hacer muy bien con su hija menor, Nairobi.

Cuando Nairobi entró a primer grado de primaria no solo ya podía leer fluido, si no también lo hacía mejor que otros niños de su edad. El concurso de lectura a nivel municipal del Ministerio de Educación se acercaba y Nairobi fue seleccionada para representar su escuela. “Me pidieron que leyera un cuento frente a un montón de gente,” recuerda la niña. Los jueces valoraron entonación y fluidez y después de una larga jornada anunciaron el resultado: Nairobi era oficialmente la mejor de toda su ciudad. “Cuando escuché que mi hija había ganado el primer lugar en lectura a nivel municipal, me sentí muy orgullosa y hasta me puse a llorar,” confiesa su madre, agregando que a los 4 años empezó a enseñarle a leer. Reyna recuerda cuando su esposo regaló a Nairobi su primer libro; se trataba de La Cabaña del Tío Tom, un libro que muchos podrían catalogar de nivel superior para su edad. “Mi esposo y yo no hicimos todo eso para que nuestra hija ganara un concurso… lo hicimos para estar más cerca de ella,” comenta Reyna.

La maestra y madre aprovechó el deseo que tenía su hija en aprender, dedicando al menos una hora diaria para enseñarle a leer; esa actividad no solo despertó el interés de Nairobi por la lectura, si no también desarrolló un fuerte vínculo entre madre e hija. Hoy en día, Nairobi ayuda a su mamá a crear canciones y juegos que luego Reyna implementa en clase con sus propios alumnos. “A veces ella (Nairobi) me recuerda que debo practicar para así llegar a ser una gran maestra. Yo soy su madre pero también aprendo de ella todos los días,” confiesa Reyna con una sonrisa.

Nairobi durante una actividad en la biblioteca del Centro Educativo de Fabretto en Estelí, Nicaragua.

Nairobi actualmente cursa el primer grado de primaria y es una alumna destacada; asiste con frecuencia a la biblioteca del Centro, donde escoge libros para leer a diario. La lectura ha despertado en ella un gran interés por aprender cosas nuevas y continúa siendo una actividad que comparte con sus padres y el resto de la familia.

En Fabretto, reconocemos el importante rol que juegan las madres en la educación y desarrollo de los hijos. Por ello, implementamos talleres y promovemos su participación en las actividades escolares. En 2016, más de 1990 padres de familia (76% fueron madres) recibieron formación en técnicas educativas para implementar en el hogar. Nuestro objetivo es empoderar a madres y padres de familia de las zonas más vulnerables de Nicaragua, a través de las herramientas necesarias que les permita llegar a ser la mejor versión de ellos mismos y mejorar las oportunidades de futuro de sus hijos.

Si deseas ayudarnos a empoderar a más madres como Reyna, haz un donativo hoy mismo.

Reyna y Nairobi mostrando una de las creaciones educativas con material reciclable que Fabretto promueve

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772