11-9-17  |  Alianzas Nuestros Programas

Jóvenes rurales aprenden y emprenden en Nicaragua

POR: Cynthia Gaitán

Desde hace 9 meses, Winston y Lesther, ambos estudiantes de cuarto año de secundaria, emprenden una iniciativa productiva de deliciosa mermelada artesanal de piña. Ambos estudiantes de San Isidro de Bolas, Managua, son beneficiarios del programa de secundaria rural de Fabretto, también conocido a nivel internacional como Sistema de Aprendizaje Tutorial (SAT).

Winston y Lesther comercializan la mermelada en la comunidad y durante la “Feria de la Economía Familiar” que organiza el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA) de Nicaragua. Sus ingresos, producto de la comercialización de la mermelada, les permite comprarse artículos de uso personal, pero sueñan con que su iniciativa de negocio crezca para autoemplearse y generar empleo para otras personas.

De igual forma, Wendy, estudiante de quinto año y  beneficiaria del programa SAT,  aspira en convertirse en una empresaria y que cada vez más personas puedan disfrutar de su ponche de crema.  “¡En dos horas ya he vendido 5 botellas!”,  menciona con entusiasmo la joven emprendedora.

Winton y Lesther muestran orgullosos su jalea de piña, llamada “Canasta de Sabores”.

Durante la Feria Agroindustrial de Emprendimiento que se desarrolló el pasado 8 de septiembre en el Centro Educativo Fabretto en San Isidro de Bolas, 12 equipos de estudiantes emprendedores, beneficiarios del programa SAT, expusieron su experiencia y creaciones. La feria incluyó degustación y venta de productos artesanales como mermelada, ponche, vino, salsas, mezclas para preparar bebidas de chocolate y de coco; especies procesadas, elaboración de ungüentos medicinales y cosméticos, entre otros.

“Los estudiantes emprendedores motivan a los estudiantes de grados menores, quienes también se sumaron a la feria vendiendo alimentos con el fin de recaudar fondos para cuando ellos realicen su iniciativa de negocio más adelante,” señala Steve Flores, Subdirector del Centro Educativo Fabretto. Flores también destaca que los estudiantes emprendedores han mejorado sus habilidades comunicativas y han “aprendido a visualizar otras oportunidades” en su entorno y a “mercadearse”.

“Nunca imaginamos que la idea de la mermelada iba a poder concretarse, pero ahora que ya estamos aquí tenemos que aprovechar la oportunidad” menciona Lesther, quien junto a Winston, su compañero de clases y aventuras, prepara dos veces por semana la jalea de unas 50 tazas desde su casa.

Gracias al apoyo de organizaciones como el Ayuntamiento de Barcelona a través de Fundación Comparte, el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) y el Fondo Especial Japonés de Reducción de la Pobreza (JPO), miles de estudiantes de secundaria como Winston, Lesther y Wendy, en los Centros Educativos de Fabretto ubicados en comunidades desfavorecidas de Nicaragua, han impulsado iniciativas de negocio. A través de dichas iniciativas productivas, los jóvenes logran generar ingresos, aportar a la economía local y romper con el círculo de la pobreza.

“Hemos visto que los jóvenes han aprendido a producir con los recursos que tienen en su territorio; ese es nuestro objetivo, poder contribuir a que se desarrollen personalmente y aporten a su comunidad,” expresa Alberto Urbina, Coordinador de Proyectos de Fundación Comparte.

Jóvenes beneficiarios del programa SAT de Fabretto durante la Feria Agroindustrial de Emprendimiento en San Isidro de Bolas.

Si deseas apoyar al programa de Secundaria Rural (SAT) de Fabretto y permitir que más jóvenes en riesgo desarrollen habilidades de emprendimiento, realiza un donativo hoy mismo.
DONA 

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772