1-10-17  |  Historias de Éxito

Sulema: La amada maestra de Cusmapa

POR: Anisha Pai

La risa de los niños se escuchaba en toda la pequeña escuela primaria de San José de Cusmapa; la hora del recreo iniciaba y la maestra Sulema, profesora de 1ero y 2do grado nos invitó a entrar en la clase para conversar.

“Pienso que lo más importante es permitir a los niños poner en práctica lo aprendido,” comenta Sulema; Fabretto le ha ayudado a motivar a sus alumnos para que den ese paso. Gracias a un acuerdo entre Fabretto y el Ministerio de Educación de Nicaragua (MINED), Sulema ha recibido formación en metodologías de enseñanza innovadoras durante los últimos 9 años. Antes que Fabretto comenzara a impartirlos en San José de Cusmapa, los maestros no tenían acceso a este tipo de formación.

Los talleres de Fabretto han formado a Sulema en técnicas de enseñanza Montessori, centradas en el estudiante como protagonista de su propio aprendizaje, alejada de la idea de que el estudiante es solo un receptor de información. Sulema ha podido comprobar el impacto de las estrategias aprendidas con Fabretto. Una de sus alumnas de primer grado que tenía dificultad con la grafía de las vocales, logró mejorar su escritura a través de actividades lúdicas. La maestra ayudó a la niña a practicar, trazando las vocales sobre papel de lija y arena, hasta que, finalmente, la chica aprendió a escribirlas en su cuaderno.

Las capacitaciones a maestros de Fabretto, promueven 
el uso de material reciclable, disponible en sus propias comunidades, con el fin de crear material educativo similar a los de las escuelas Montessori. “El apoyo que Fabretto nos da [a los maestros de Cusmapa] es tangible y nos hace sentir acompañados todo el tiempo,” comenta la maestra. Las técnicas compartidas en las formaciones de Fabretto están propagándose y llegando a más maestros de escuelas públicas, a través de las reuniones mensuales del Ministerio de Educación (MINED) en Cusmapa.

Sulema muestra con orgullo una tarjeta que sus ex alumnos le regalaron por el Día de la Mujer. La tarjeta está decorada con mariposas y corazones dibujados a mano. Cuando le preguntamos qué se necesita para llegar a ser una buena maestra y ganarse el cariño de sus alumnos, casi sin titubear responde que se necesita mucho amor 
y entusiasmo por el trabajo, algo que ella tiene en gran cantidad. Sin duda, la dedicación de Sulema continuará teniendo un gran impacto en la vida de los niños de Cusmapa.

Si deseas apoyar la formación de maestras como Sulema en Nicaragua, te invitamos a realizar un donativo en honor al DÍA MUNDIAL DEL docente.

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772