9-1-18  |  Testimonios

Un corazón de oro

POR: Nick Lo Bue

El siguiente blog es una adaptación de un discurso que dí en el evento Fabretto’s Night for Niños en Chicago el pasado3 de noviembre de 2017.

Sin rumbo

Crecí en un hogar destructurado. Mi madre pegaba mucho a mis hermanas, y de vez en cuando, hasta golpeaba a mi padre. Mi madre podía pasar toda la noche gritando a mi padre … amenazándole, insistiendo que se divorciaría de él, incluso le intimidaba con la idea de suicidarse.

… así fue mi infancia.

Mi hermana Renee, 13 años mayor, trataba de sacarme de casa todo lo que podía. Cuando estaba en secundaria, me llevaba con ella a ver juegos de fútbol, incluso le acompañaba a todas sus citas.

Al cabo de los años, mi hermana formó su propia familia, me gustaba quedarme en su casa a dormir porque pasábamos jugando Monopoly hasta altas horas de la madrugada. Como todas las relaciones que mi madre tenía, la manipulación y su agresividad alejaron a mi hermana de mi madre … y por lo consiguiente, a los 14 años, mi hermana también se alejó de mí.

Mi sobrino Greg, mi hermana Renee (con su look ochentero! ) y yo. / Julio de 1985

 

Pasé mis años de secundaria tratando de estar el menor tiempo posible en casa. Transforme mi habitación en un pequeño apartamento, con un sofá, una televisión, una mini refrigeradora … para coincidir con mi madre lo menos posible. Pasé la mayor parte de mi adolescencia en la casa de mi amigo Adam, donde pude ver como era vivir con una familia sana, una familia normal. El padre de Adam hacia el mejor London Broil … aún se me hace agua la boca cuando lo recuerdo.

No encontraba la hora de irme a la universidad. Sería mi escape, jamás volvería a ver hacia atrás. Pero cuando llegó el momento de gestionar la matrícula semestral, mis padres me dijeron que no iban a pagar mi universidad, me quedé sin opciones.

Unas semanas después de cumplir 18 años, después de un incidente en el que mi madre dañó intencionalmente el automóvil de mi amigo, me fui de casa, escoltado por un policía, y con $37 en el bolsillo y la camisa que andaba puesta. Recuerdo que eran $37 porque cuando fui al banco a sacar mi dinero, esperaba que hubiera mucho más. Mis padres habían vaciado mi cuenta de ahorros. Y recuerdo perfectamente la camisa que llevaba puesta porque la había ganado en un concurso de tacos en Taco Bell. Era una camiseta de Rocky & Bullwinkle.

Durante las dos semanas siguientes, me refugie en las casas de mis amigos, pidiendo prestada ropa y buscando trabajo. El 12 de julio de 1993, me presenté en la casa de mi hermana, era el día del cumpleaños de mi sobrina, y quise llevarle un regalo. Era la primera vez que veía a mi hermana y a su familia después de más de 3 años ya que mis padres me habían prohibido verla. La reacción de mi hermana (después de que el llanto se calmó) fue decir “vaya a buscar sus cosas y te vienes a vivir con nosotros”. A lo que respondí “No tengo nada” … lo que provocó otro mar de lágrimas.

Durante el año siguiente, compartí cuarto con mi sobrino que en ese momento tenía 7 años de edad, (dormíamos en litera, yo en la cama superior y él en la litera inferior) … el esposo de mi hermana me dió un trabajo. Finalmente, Renee me ayudó a mudarme a Pensilvania, donde alquilé un apartamento de 1 dormitorio con paredes manchadas de humo de cigarrillos y un calentador que se sentía sólo en una habitación. Trabajaba alrededor de 70 horas a la semana en trabajos de restaurantes de comida rápida, sólo para poder evitar que mi automóvil del año 1975  no se desintegrara. No sabía lo que me iba a deparar en mi futuro. Traté de no pensar en eso. No tenía dirección. Me encontraba perdido.

La Casa Blanca

Llegue al año 2009 …

Fui nombrado primer Director Creativo de la Casa Blanca por el presidente Barack Obama.

“Una rosa entre dos espinas”. -Presidente Barack Obama / mayo de 2010 (Foto oficial de la Casa Blanca por Lawrence Jackson)

 

Mientras me involucraba en la política, me encontre con Michael Slaby, quien dirigía el área de tecnología para las campañas de Obama en el 2008 y 2012. Inmediatamente me lleve bien con Slaby … era un visionario, un “sabelotodo” y, sobre todo, con metas claras.

Cuando Slaby me preguntó si quería formar parte de su pequeño experimento Timshel en 2013 …

Naturalmente, dije …

“¿Estas loco? Esa es una idea TERRíBLE … ya tengo un gran trabajo y mi esposa tiene 9 meses de embarazo …

C*rajo, hagámoslo “.

Y fue por medio de Timshel que llegué a conocer a un amigo que hoy, es más como hermano, Kevin Marinacci.

La primera vez que conocí a Kevin y a su padre Carl, compartimos una fiesta italiana y una botella de vino. Algo muy típico en la familia  Marinacci. No existe mejor manera para conocer a alguien.

Mientras nos conociamos, Kevin me contó los desafíos que enfrentaba su organización, Fabretto Children’s Foundation. Me explicó que estaba en búsqueda de guia para que le ayudaran a darle un giro más definido a la organización. Ese momento se convirtió en una relación que ha durado más de 4 años, donde el equipo Timshel ha ayudado con:

  • Plan estratégico de Fabretto
  • El proceso de presupuesto e informes financieros
  • La estrategia de compromiso
  • La estrategia SEO
  • Rediseño del Sitio web
  • La plataforma para donaciones
  • Estrategia para el “Storytelling”

Durante este período de cambios significativos, Fabretto se enfrentó a grandes retos… desafíos que poueden acabar con muchas organizaciones. Kevin y el resto del equipo de Fabretto pudieron haberlo perdido todo; pero cuando hay 20,000 niños, sus familias y maestros que dependen de uno para su educación, su nutrición, su formación vocacional, su capacitación de maestros … se hace lo que tiene se tiene que hacer. Encuentras la manera. Y hoy, Fabretto está mejor preparado que nunca para llevar a cabo su misión.

Pero el detalle esta aquí …

Nada de esto podría ser posible sin la ayuda de personas como tu, CADA UNO de ustedes. La historia de Fabretto, necesita ser contada.

He hablado mucho sobre la familia en la que me tocó nacer. Ahora puedo hablar sobre la familia que yo elegí, mi familia Timshel:

  • Steve, diseñó 2 docenas de diferentes modelos financieros hasta que llegamos a uno que ayudaría a Fabretto a comprender realmente su estado financiero.
  • Erin, ayudó a Fabretto a reflexionar, aspirar y encontrar dirección.
  • Annicka, quien con paciencia ilimitada, ayudó a Fabretto a sintetizar sus esfuerzos en Marketing y Desarrollo.
  • Nikhil, ayudó a Fabretto a conectar sus actividades programáticas con resultados medibles y humanos.
  • Lauren, que era una fuente de conocimiento útil y parece estar siempre en la habitación sin estar realmente en la habitación.
  • Carson aseguró de que todas las plataformas tecnológicas estuvieran conectadas y compartieran datos.
  • Slaby, quien fue el primero de nuestro equipo en saltar en la parte trasera de una camioneta en tierra nicaragüense para visitar los centros y estudiantes, y vio a Fabretto como una causa por la que valía la pena comprometerse.
  • Y a pesar de no estar en la nómina de Timshel, mi esposa Nikki, quien diseñó el sitio web de Fabretto y me apoya en todo lo que hago, sin importar cuán absurdo sea. Y no me refiero al “apoyo”, como que ella está “bien” con eso … me refiero a si se trata de política, Fabretto o Blackhawks … se esfuerza por amar lo que amo.

…Y la lista continúa.

Estas personas son mis héroes. No llevan capas o emblemas en el pecho. Son simplemente humanos. Los héroes no se definen por lo que pueden hacer, sino por lo que eligen hacer … y lo que superan al momento de ayudar a otros y crecer como humanos.

Los héroes enseñan

Los héroes dedican sus vidas a la educación y el crecimiento de su comunidad …

 

Chico es un héroe.

Los héroes aprenden

Los héroes dedican sus vidas a la educación y el crecimiento de su comunidad …

 

 

Carmen es una heroína.

Los héroes comparten

Los héroes encuentran propósito y significado al dar su tiempo, dinero y talentos a buenas causas …

 

Peter es un héroe.

Con un propósito

Mientras tanto, en Pennsylvania, cuando tenía 19 años y trabajaba en un restaurante de comida rapida …

Recibí una llamada del papá de mi amigo Adam. ¿Recuerdas al tipo que hacía el más rico London Broil? – Me dijo que si me mudaba a Chicago, me llevaría a Northern Illinois University, y él me pagaría los gastos de mi matrícula. Así que, por supuesto, mi hermana alistó su minivan y llegó a Pensilvania para traerme y llevarme de regreso a casa.

Cuando el padre de Adam me entregó el primer cheque para cubrir mi primer semestre de matrícula, sentí una inmensa gratitud y un poco de culpabilidad. Le pregunté … “¿qué puedo hacer para pagarte?” Su respuesta fue …

“Cuando estés en mi posición algún día, haz esto por otra persona”.

Fabretto es mi forma de retribuir. Fabretto es mi responsabilidad … mi reembolso kármico.

Me siento honrado y abrumado por tener la oportunidad de apoyar a los héroes de Fabretto.

La misión de Fabretto es empoderar a los niños desatendidos y sus familias en Nicaragua para que alcancen su máximo potencial, mejoren sus medios de subsistencia y aprovechen las oportunidades económicas a través de la educación.

 

Para apoyar a esta noble causa, haga su donación hoy.

HAZ UN DONATIVO

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772