9-2-18  |  Historias de Éxito

“La educación STEM me abrió los ojos a un mundo nuevo”

POR: Virginia Daboub

En el Día Internacional de la Niña en la Ciencia, Fabretto se une a las Naciones Unidas para reafirmar su compromiso en reducir la brecha de género en los sectores de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), especialmente para niñas como Alejandra, provenientes de comunidades en riesgo.

Al igual que las computadoras dieron forma al mundo hace más de 30 años, hoy en día la tecnología juega un importante papel en casi todos los campos económicos y educativos. No importa quién eres o de dónde eres, tener acceso a educación STEM puede abrirte puertas y determinar tu futuro. De hecho, de acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., entre 2010 y 2015, el empleo en ocupaciones de educación STEM se duplicó en comparación con las ocupaciones no relacionadas a dicho campo (10.5% comparado con 5.2%). Además, un porcentaje abrumador de ocupaciones de STEM (93%) tuvo salarios que superan el promedio nacional. El aprendizaje activo, destacado en la educación STEM, también fomenta la creatividad, desarrolla habilidades críticas para la resolución de problemas y aumenta las tasas de retención. En un mundo donde la STEM determina cada vez más el futuro, Fabretto brinda una Educación Técnica Vocacional de calidad para jóvenes de escasos recursos en Nicaragua, con el fin de aumentar sus posibilidades de empleo y éxito en el futuro; ese es el caso de Alejandra, particularmente en el campo de la robótica.

Alejandra es una adolescente de 17 años con una gran pasión por aprender, originaria de Acahualinca, una de las comunidades con mayor riesgo social de Managua. Su cotidianidad daría un giro rotundo al recibir la oportunidad de aplicar a una beca para un curso en tecnología y micro-computación, como parte del Programa de Educación Vocacional Técnica de Fabretto. Faltando una semana para completar su curso de informática con Fabretto, la destacada adolescente recibió una invitación para unirse a un equipo de robótica para representar (por primera vez) a Nicaragua a nivel mundial. El nivel de comprensión tecnológico adquirido a través de Fabretto, le facilitaría el proceso de aprendizaje en la construcción de un vehículo o robot móvil por primera vez en su vida. “Me gustaba construir robots en miniatura, pero aún no sabía cómo darles vida”, confiesa. Ella nunca pensó que un día recibiría capacitación en ese campo y mucho menos compartir un escenario en una competencia internacional.

Su equipo estaba compuesto por 5 adolescentes; tres en programación y dos en construcción. Finn Hemerling, voluntario de Fabretto y quien se convertiría en su mentor, le mostró cómo darle mayor movilidad a las piezas y compartió consejos que abrieron su mente a soñar. “No dejes que las piezas limiten tu imaginación. En cierto sentido, debes liberar tu mente y dejar que tu creatividad guíe tus diseños ” le aconsejó el joven mentor de Alemania; y así lo hizo. Durante tres meses intensos, construirían y reconstruirían diseños incansablemente, preparándose para su primera competencia en el FIRST Global Challenge en Washington, DC, con participaron de más de 120 países. Alejandra sonríe al recordar sus nervios mientras se preparaban para la competencia. “Somos un equipo joven y estábamos a punto de competir con jóvenes muy talentosos”, recuerda.  La preparación fue casi abrumadora para Alejandra y su equipo, sin embargo, se dirigieron a DC con gran entusiasmo, convirtiéndose además en los primeros de su comunidad en viajar fuera de Nicaragua.

Alejandra (izquierda) junto a Finn Hermeling (centro) y Engel (derecha) durante la FIRST Global Challenge en Washington, DC.

Alejandra expresa haber estado antes en el aeropuerto de Managua, pero nunca había estado al otro lado del vidrio, esa zona que hasta antes de su viaje le parecía tan misteriosa y donde únicamente los privilegiados viajeros tienen la oportunidad de ingresar. “Siempre soñé con tener la oportunidad de subir a un avión … no puedo explicar la sensación que tuve cuando el avión despegó… ver la tierra y los objetos debajo de mí fue increíble… ¡increíble!… me encantó “. El equipo robótico de Fabretto no ganó la competencia, pero se destacaron por ser uno de los pocos provenientes de comunidades en riesgo. Más importante aún, la recompensa de compartir experiencias con otros jóvenes y aprender nuevas habilidades durante el FIRST Global Challenge fue el verdadero premio a su dedicación.

Ella explica: “La robótica cambió mi vida y abrió mis ojos a un mundo nuevo. Antes mi mundo y mi visión eran pequeños; era mi casa, escuela, mi familia, nada más. Ahora gracias a las oportunidades que Fabretto me ha ofrecido, quiero ver más; nuevas culturas, nuevas personas y nuevos lugares … ¡algún día quiero ganar la competencia robótica! “. Este nuevo impulso encontrado es lo que vemos cuando la educación de calidad toca la vida de tantas familias y comunidades desfavorecidas en Nicaragua.

Alejandra señaló que siempre se sentía intrigada por las cosas mecánicas, pero nunca se le dio la oportunidad o los recursos para explorar el campo. Por esa razón, resalta su agradecimiento con todos los donantes de Fabretto que realizaron contribuciones para asegurar su participación en la competencia. Hoy, la aspirante a ingeniera industrial está enamorada de la STEM y espera devolver a su comunidad todo lo que ha aprendido.

“Hoy mis manos realmente pueden construir casi cualquier cosa que pueda imaginar. Cuando le muestro a mi padre los robots en los que estoy trabajando no lo puede creer. A veces, incluso, ni yo puedo creer que haya creado estos robots. Me encanta verlos moverse por primera vez, tal como lo imaginé. Nadie en mi familia pensó que estaría construyendo robots y, sin embargo, aquí estoy. Fabretto cambió mi vida y todavía me cuesta creerlo; es un sueño hecho realidad “.

Si deseas apoyar la educación STEM en comunidades desfavorecidas de Nicaragua, y apoyar a equidad de género en este campo, te invitamos a realizar un donativo.

DONA AHORA

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772