9-7-19  |  Historias de Éxito

Enfrentando la hiperactividad con amor

POR: Diana Corrales

La puerta del salón de clases de Denis, está completamente forrada con frases, dibujos y recortes coloridos; entre las frases escritas a mano, se destacan: Aprendemos de los errores y celebramos el éxito de los demás”. Carelia, la maestra y creadora del mural, se asoma sonriente y con orgullo explica: “A los estudiantes hay que estimularlos, en especial aquellos que tienen dificultades.” Ese ha sido el caso de Denis, un niño de 7 años de escasos recursos, diagnosticado con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

En 2018, Yerlin, la madre de Denis, acudió al Centro Educativo Fabretto en Estelí buscando ayuda para su hijo, quien enfrentaba grandes dificultades en la escuela. “En la escuela, Denis sufría de maltrato; los alumnos le tenían miedo y las maestras le reprendían constantemente por falta de comprensión”, recuerda la madre. Pero gracias al apoyo profesional recibido en Fabretto, al poco tiempo, Denis comenzó a mostrar grandes avances y a sonreír como pocas veces lo había hecho antes.

En Fabretto, Denis recibió atención psicológica y su maestra, Carelia, ha jugado un papel crítico en su integración escolar. La maestra ha recibido formación en metodologías educativas para niños de primaria basadas en el juego, similares a la de Montessori. A través de actividades lúdicas, los niños han logrado pasar de receptores de información, a protagonistas de su propio aprendizaje. “Hace menos de un año, Denis no sabía leer ni escribir, pero hoy es un alumno destacado y le encanta visitar la biblioteca del Centro con frecuencia”, explica la maestra de primaria.

Carelia ha guiado al resto de los alumnos para que todos sirvan de apoyo para Denis, a través de refuerzos sociales como abrazos, alabanzas o cualquier otra manifestación de afecto por lo bien que ha actuado. “A los niños con hiperactividad hay que tratarlos con mucha paciencia; aquí [en Fabretto] estamos convencidos que la mejor solución para cualquier problema es el amor.”

La madre, hermana y abuela de Denis también han aprendido el valor del afecto en la recuperación y desarrollo del niño. “Antes, mi hija y yo llorábamos porque no entendíamos lo que le pasaba a Denis, no sabíamos cómo lidiar con él y por eso lo regañábamos todo el tiempo; pero el personal de Fabretto nos ha inculcado la paciencia y técnicas para ayudarle con sus estudios en casa,” comenta su abuela, Rosa.

Denis no solo ha mostrado un gran progreso en sus habilidades sociales, emocionales y educativas, sino también un gran cambio en su estado nutricional. “Antes, en sus momentos más críticos, no lograba comer, pero ahora permanece en la mesa y termina todo su plato con calma,” comenta su madre, Yerlin.

Gracias al trabajo en conjunto entre la familia y la escuela, hoy, Denis es capaz de identificar por sí mismo los momentos críticos de hiperactividad y poner en práctica las técnicas de autocontrol. “Cuando Denis está muy inquieto, él mismo realiza sus ejercicios de respiración y pide que le acompañe fuera del aula para caminar”, explica su maestra, Carelia.

En Fabretto, estamos convencidos que a través de educación personalizada de calidad y trabajando de la mano con todos los miembros de la comunidad, podremos crear entornos donde niños como Denis puedan verdaderamente prosperar.

 

Tú puedes transformar la vida de niños en riesgo como Denis. Haz una contribución y regala educación de calidad.

 

HAZ UN DONATIVO

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772