15-7-19  |  Historias de Éxito Nuestros Programas

Katherine: La Joven Agricultora

POR: Maria Isabel Sacasa

Para llegar a la granja de Katherine en la comunidad de Sonis, Somoto durante la estación seca, se debe recorrer un largo camino de tierra que conduce a un lecho de río seco y rocoso. Durante la temporada de lluvia, es prácticamente imposible transitar el sitio. La comunidad cuenta con una sola escuela primaria pública, pero la escuela secundaria pública más cercana está a una hora y media de distancia. De no ser por SAT – el programa de educación técnica rural de Fabretto – la mayoría de los jóvenes en edad secundaria como Katherine, no tendrían acceso a una educación de calidad en la zona.

Hablar sobre la historia de Katherine es describir el impacto que la educación técnica agrícola  tiene en la vida de los jóvenes rurales en Nicaragua. Hace 2 años, con tan solo 18 años de edad, esta joven fuerte, innovadora, y alegre, ya había tenido éxito en la producción agrícola, incluyendo frijoles, chía, pitahaya y cría de cerdos.

Hoy en día, la granja familiar de Katherine parece un oasis en medio de la zona árida en la que se encuentra; sandía, maracuyá y maíz cubren la propiedad como una verde alfombra hasta donde alcanza la vista. Sin embargo, la granja de Katherine no siempre fue tan fértil. Cuando Katherine concluyó el sexto grado de primaria, además de enfrentarse a la posibilidad de no poder continuar sus estudios debido a la falta de acceso a una escuela secundaria, su familia también enfrentó grandes dificultades económicas. Su futuro parecía sombrío, pero todo cambió el día en que Donald, miembro del personal de Fabretto en Somoto, visitó la comunidad de Katherine para anunciar la llegada del Programa SAT, un modelo educativo que complementa la teoría con el conocimiento práctico. Esta vez, en lugar de viajar hacia la escuela, Fabretto iba a traerles un maestro SAT a su comunidad.

“Fabretto ha estado conmigo en las buenas y en las malas. Cuando no tenía nada, vinieron a mi comunidad y abrieron SAT.”

Poco después de inscribirse en SAT, Katherine recibió una donación de semillas y suministros para comenzar su propia producción de frijoles en casa. Con el asesoramiento técnico de su maestro SAT, Katherine y su familia lograron sacarle provecho a la tierra y comenzar a producir en su propiedad. Incluso su abuelo de 80 años ha aprendido nuevas técnicas que se han utilizado para aplicar a la producción tradicional de sandías y maíz.

Pocas niñas en la comunidad de Katherine se inscribieron en un programa tradicionalmente considerado “para hombres”. De las pocas niñas que lograron inscribirse en SAT, Katherine fue la única que lo concluyó. A pesar de los estigmas de género, Katherine nunca vaciló. “Muchas niñas piensan que la agricultura es un mundo solo para los hombres, pero siempre les digo que tenemos los mismos derechos y que la agricultura es un excelente medio para independizarnos y obtener un ingreso propio”, comenta Katherine. Hoy, gracias a su perseverancia y ejemplo, más niñas se han inscrito a SAT en Sonís, rompiendo de esta forma las barreras de la equidad en la educación rural.

Gracias a un proyecto financiado por el laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID Lab), Katherine ha adquirido experiencia en un gran número de proyectos agrícolas, incluyendo la producción de chía orgánica de calidad. Inclusive, a través de Fabretto, la joven productora ha tenido enlaces con compradores internacionales como Mayorga Organics. En 2018, en medio de una profunda crisis socioeconómica, Katherine recibió una donación de cuatro cerdos; en menos de un año logró reproducirlos y vender un total de 22 cerdos, lo cual le permitió obtener pagar un curso técnico en zootecnia después de graduarse de SAT. Además, la emprendedora ha logrado producir maracuyá y está trabajando de la mano con Fabretto para identificar posibles compradores fuera de su comunidad.

Una vez que Katherine termine el curso de zootecnia, planea inscribirse en un programa de medicina veterinaria en Estelí. Con su extraordinario impulso, alegre optimismo y resiliencia, estamos seguros que logrará su sueño de convertirse en la primera veterinaria de su comunidad.

 

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772