25-7-19  |  Alianzas Nuestros Programas

Aprendiendo a producir néctares y conservas

POR: Maria Isabel Sacasa

En un país donde el 36% de los niños y jóvenes abandonan el trabajo escolar (Banco Mundial 2016), Fabretto reconoce la necesidad de motivar a los jóvenes para que permanezcan en la escuela y al mismo tiempo ayudarles a identificar oportunidades económicas en sus comunidades. El Programa SAT, una iniciativa de educación secundaria rural avalada por el Ministerio de Educación de Nicaragua, brinda educación a algunas de las comunidades más remotas de Nicaragua. El modelo innovador emplea metodologías de aprender haciendo y aprendiendo ganando para permitir que los jóvenes desarrollen habilidades que son relevantes en sus comunidades y más allá, proporcionándoles los medios para romper el ciclo de la pobreza.

Este año, nuestro Centro Educativo en San Isidro, Managua, está estrenando un nuevo curso para estudiantes del programa de educación secundaria rural, SAT. Gracias a un proyecto auspiciado por la Cooperación Suiza en América Central y facilitado por Swiss Contact, los estudiantes están aprendiendo a producir néctares y conservas. Debido al enfoque en la agricultura del Programa SAT, los estudiantes aprenden cómo cultivar todo tipo de frutas y verduras. Sin embargo, se enfrentan al gran desafío de evitar que las frutas y verduras se descompongan antes de tiempo. El objetivo de este curso es proporcionar a los estudiantes modelos de negocios alternativos enfocados más allá de la comercialización de productos frescos.

Al entrar en el aula, inmediatamente impresiona el aspecto profesional de los estudiantes. Cada uno lleva una redecilla para el cabello, mascarilla, guantes y una bata de laboratorio o delantal. Hoy, están aprendiendo a hacer concentrado de frutas de tamarindo, maracuyá y piña. Los estudiantes comienzan a cortar la fruta, conservando todo el jugo. Una vez que la fruta ha sido cortada en cubitos, se escalda antes de licuarla con su jugo y un poco de agua. La mezcla se cuece para concentrar el sabor. Para mejorar el perfil de sabor del concentrado de fruta, los estudiantes miden el pH con una tira de prueba y el nivel de Brix con un refractómetro antes de ajustar la acidez. Una vez que el concentrado se haya procesado correctamente, se embotella y etiqueta.

Aprender a hacer concentrado de frutas es solo uno de los muchos temas abarcados en este curso. Estos estudiantes de SAT ya han aprendido a hacer mermelada y frutas en almíbar. “Aprender a conservar la fruta de diferentes maneras brinda una gran ventaja, ya que estos jóvenes empresarios no siempre tendrán que preocuparse de que sus productos frescos se descompongan antes de poder venderlos”, explica Freddys Moreno. Freddys es un profesor universitario altamente calificado que fue contratado específicamente para este curso. Gracias a nuestros increíbles socios, los estudiantes de SAT en San Isidro están recibiendo capacitación de calidad en habilidades que les ayudarán a desarrollar y mantener un medio de vida.

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772