29-7-19  |  Historias de Éxito Nuestros Programas

Francis y el camino a la educación en medio de la adversidad

POR: Grethel Halftermeyer

La maestra Francis se prepara para un largo camino para llegar hasta el colegio donde enseña

 

Son las 9:30 de la mañana y Francis, una joven maestra de 25 años y con 5 meses de embarazo, se prepara para un largo camino de casi 2 horas. Francis habita en “Ángel 2”, y desde hace un año es maestra en una escuela a 5 kilómetros de distancia en “El Terrero”, donde imparte clases de reforzamiento a niños de 1ro, 2do y 3er grado, quienes se benefician de los programas de Fabretto.

Cinco kilómetros; esa es la distancia entre “Ángel 2” y “El Terrero”. Ambas pequeñas comunidades son parte del municipio de San José de Cusmapa al norte de Nicaragua, cerca de la frontera con Honduras.

El recorrido a la escuela  no es fácil; piedras, polvo, pendientes y bajadas peligrosas son parte de los obstáculos que encuentra Francis todos los días.“Al principio me costaba mucho; en ese entonces ni siquiera estaba embarazada pero tenía que hacer varias paradas para descansar. No conocía el camino pero estuve dispuesta a tomar el riesgo. Resbalé más de una vez pero siempre me levanté. Ahora soy más fuerte que antes y hasta he llegado a disfrutar del difícil recorrido,” comenta Francis.

 

Es un difícil camino que vale la pena recorrer

A las 11:30 AM, Francis finalmente llega a la escuela, luego toma un breve descanso y se prepara para su clase de la 1 PM. La joven maestra fue también una estudiante beneficiaria de los programas educativos de Fabretto. Después de graduarse de la carrera de magisterio en la Facultad Regional de Estelí (FAREM), Fabretto le ofreció la oportunidad de trabajar como maestra.

A Francis le tomaba cerca de 4 horas llegar a la universidad en transporte público. Con el apoyo de sus padres, logró alcanzar su meta de culminar sus estudios universitarios. “No fue fácil… a veces no tenía dinero para el transporte o para pagar la mensualidad de la universidad, pero con el esfuerzo de mis padres logré culminar mi carrera. Hoy le debo lo que soy a ellos”, confiesa la maestra de primaria.

Durante el año que esta joven maestra lleva enseñando, Nicaragua se ha visto envuelta en una preocupante crisis socioeconómica, que ha obligado a muchos jóvenes a emigrar en busca de oportunidades económicas. Pero gracias a su pasión por la educación y la oportunidad laboral con Fabretto, Francis  está haciendo frente a la adversidad.

“Sin importar las circunstancias,  intento no faltar a la escuela. Tener este trabajo y poder enseñar, ha sido la mejor experiencia; mis 22 estudiantes son muy aplicados y están dispuestos a aprender a pesar de cualquier dificultad. En su esfuerzo, puedo verme a mi misma de niña”, confiesa. De hecho, una de sus alumnas, Ena, quien ha estado en su grupo desde primer grado, ha mejorado notablemente sus niveles de lectura y expresión gracias a las clases de enriquecimiento de Francis. Estos resultados son los que llenan de satisfacción a la joven maestra. Es por estos pequeños que ella se levanta cada día y camina una larga distancia en un difícil camino que vale la pena recorrer.

En Fabretto reconocemos la fortaleza de Francis; gracias a su resiliencia  podemos llevar educación de calidad a las comunidades más desfavorecidas de Nicaragua, sin importar las circunstancias.

Si deseas apoyar los programas educativos de Fabretto, haz un donativo en honor a maestras resilientes como Francis.

DONA

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772