5-10-19  |  Nuestros Programas

La vida es un aprendizaje

POR: Fabretto

Dania nació en una familia de escasos recursos, por eso, matricularse en una universidad parecía un sueño lejano. Sin embargo, a pesar de las limitaciones y la falta de apoyo por parte de su esposo, con su esfuerzo y gracias a la motivación de una maestra de su comunidad, logró hacer su sueño realidad.

Dania descubrió su vocación y amor por la enseñanza durante las sesiones de Estimulación Temprana (ET) de Fabretto, a las cuales asistía con su primer hijo. De inmediato, la madre primeriza se enamoró de las técnicas y sintió motivación por aprender algo nuevo que podría transmitirle a su hijo, Gabriel. En estas sesiones, fue acogida por un grupo de mujeres de su comunidad, quienes se juntaban para estimular a sus bebés a través de canciones, juegos y una amplia gama de experiencias sensoriales. Era la primera vez que formaba parte de un grupo de mujeres y por primera vez se sintió realmente apoyada. En el grupo, Dania aprendió diferentes técnicas que luego replicó con su hijo en casa, donde fue muchas veces cuestionada por su esposo. Sin embargo, al poco tiempo su hijo demostró un gran cambio y hasta el día de hoy el pequeño Gabrielito puede enumerar todas las canciones que aprendió con Norma, su maestra de Estimulación Temprana.

Por su destacada participación y entusiasmo durante las sesiones, Norma invitó a Dania a apoyar como promotora del programa. Dania participó en varios talleres de capacitación y aprendió rápidamente todas las técnicas y metodologías de aprendizaje. En el mismo humilde salón donde un día Dania aprendió a estimular a Gabrielito, ahora lidera las sesiones de Estimulación Temprana. Todavía recuerda cuando Norma la animó en continuar sus estudios y asistir a la universidad: “Mi primera reacción fue pensar que no podía lograrlo, porque estaba casada y tenía que cuidar de mi hijo; pensaba que no tendría el tiempo para trabajar.” Sin embargo, Norma insistió, diciéndole que con educación, llegaría lejos. Esa mujer, dice Dania, tenía las palabras de un profeta.

A pesar de no tener los recursos financieros para pagar sus estudios universitarios, Dania dio un salto de fe; solicitó un préstamo a su familia para pagar la matrícula del primer mes y luego comenzó a vender nacatamales (un tipo de tamal de Nicaragua) desde su hogar, lo que le permitió ahorrar justo lo suficiente para pagar la matrícula. Una vez terminado el primer año de la universidad, confirmó su pasión por la enseñanza y por eso no podría renunciar a sus estudios. Se le ocurrió solicitar una beca y un trabajo a través de Fundación Fabretto, y fue aceptada para ambos. Sin embargo, tuvo que elegir uno de los dos. Aunque sería un gran esfuerzo trabajar e ir a la escuela al mismo tiempo, escogió el trabajo con Fabretto, porque le permitiría poner en práctica sus conocimientos. La experiencia laboral la inspiró a cambiar su carrera de Contabilidad a Educación con un enfoque en la educación inicial.

Hace unos meses, se le ofreció a Dania dirigir el Programa de Estimulación Temprana en la comunidad de Quebrada Honda, Las Sabanas. Al principio, Dania tenía miedo de no estar calificada porque aún no tenía un título de docente, pero estaba dispuesta a asumir el desafío. Hoy, al verla impartir las clases de Estimulación Temprana con tanta seguridad, es difícil imaginar que tenga solo unos pocos meses de experiencia. Dania inicia cada sesión con una sonrisa, una canción y un baile para entusiasmar a las mamás y los niños. Las madres participan con entusiasmo, responden preguntas, bailan y cantan junto a sus hijos. Ninguna puede resistir sonreír.

 

Las sonrisas y el saludo de los niños al ver pasar a la profesora Dania, demuestra el impacto que ha tenido en ellos; incluso Rodrigo de 3 años que es muy tímido,, sonríe y grita con entusiasmo: “¡Adiós profe, Dania!”

En el Día Mundial del Docente, celebramos a maestras como Dania, quienes entregan su corazón a sus estudiantes. En Fabretto, estamos seguros que muchos de los estudiantes de Dania, tanto madres como niños, la recordarán como la maestra que cambió sus vidas para siempre.

Si deseas apoyar el programa de Estimulación Temprana y apoyar a maestras como Dania, haz un donativo hoy.

 

DONA

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772