1-11-19  |  Alianzas Nuestros Programas

Ayuntamiento de Valladolid fortaleciendo la educación de jóvenes rurales en Nicaragua

POR: Diana Corrales

 

En Nicaragua, cerca del 50% de los jóvenes entre 13 y 19 años de edad no reciben educación secundaria (MINED 2012). Este número es mayor en las comunidades rurales, donde existe una enorme carencia de escuelas y otros recursos educativos. Como repuesta a esta realidad, desde 2007, Fundación Fabretto imparte el Sistema de Aprendizaje Tutorial (S.A.T.), a través del cual miles de jóvenes rurales en Nicaragua se han beneficiado de una educación alternativa que ofrece acceso a educación secundaria, técnica y vocacional. A través de un enfoque práctico, conocido como “aprender haciendo”, los jóvenes rurales aprovechan los recursos locales, llevando la teoría a la práctica, desarrollando iniciativas productivas que amplían sus habilidades y oportunidades para generar ingresos.

Asimismo, el SAT promueve el desarrollo comunitario a través de la participación de jóvenes organizados en “Clubes 4-H”, quienes realizan actividades de servicio comunitario, como jornadas de limpieza, reforestación, mantenimiento de caminos, jornadas de sensibilización ante el cambio climático, entre otros. Este modelo de enseñanza comunitaria se remonta a la década de 1980, años antes de la guerra civil, cuando el Padre Fabretto comenzó a ofrecer el programa de 4-H a la juventud nicaragüense.

Desde enero 2018, Fundación Fabretto, en alianza con el Ayuntamiento de Valladolid, ha logrado expandir el programa S.A.T. y de esa forma beneficiar a un total de 211 estudiantes de comunidades rurales en el municipio de Somoto.

Con el fin de fortalecer la metodología educativa S.A.T., a través del proyecto, se realizaron capacitaciones a tutores, quienes además de traspasar conocimientos técnicos a sus estudiantes, ofrecen mentoría personalizada para asegurar que los jóvenes puedan desarrollar valores y habilidades para la vida. Los tutores promueven el emprendimiento e iniciativas productivas, las cuales en su mayoría se centran en la agricultura. Los estudiantes lograron implementar dichas iniciativas haciendo uso de parcelas de familias, terrenos de propiedad del Centro Educativo de Fabretto, e incluso en 5 huertos escolares habilitados para las prácticas S.A.T. Para ello, los estudiantes fueron dotados con herramientas e insumos agrícolas, equipo de protección, libros de texto y cuadernos de trabajo, adquiridos con fondos de la subvención aprobada por el Ayuntamiento de Valladolid. Varios de los emprendimientos agrícolas fueron comercializados a baja escala en ferias comunitarias, donde los jóvenes lograron generar ingresos para ellos y sus familias.

Durante el proyecto, los jóvenes S.A.T. de Somoto participaron en dos mini campamentos junto a estudiantes de otros municipios de Nicaragua, donde disfrutaron actividades deportivas y muchos de ellos tuvieron la oportunidad de salir de sus comunidades por primera vez. “Este tipo de encuentros, ayudan a fortalecer el autoestima, promover la inclusión social y desarrollo personal de los jóvenes rurales, quienes enfrentan mayores desigualdades que sus pares urbanos”, expresó Marcia Gómez, Coordinadora de Educación Técnica de Fabretto.

Por otro lado, siguiendo la visión de liderazgo de los “Clubes 4-H”, los jóvenes S.A.T. han servido como agentes de cambio en sus comunidades, compartiendo sus conocimientos a otros jóvenes y familias agrícolas. Actualmente, se encuentran activos 8 Clubes 4-S en el municipio de Somoto, en los que participan un total de 106 estudiantes.

En Fabretto, estamos convencidos que la educación técnica de calidad en la zona rural, contribuye en la corrección de brechas de desigualdad y la erradicación del ciclo de la pobreza. Gracias a aliados y socios como el Ayuntamiento de Valladolid, un futuro mejor para los jóvenes rurales de Nicaragua es cada vez más posible. Únete.

HAZ UN DONATIVO

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772