5-12-19  |  Alianzas

Mujeres aprenden a cocinar para cambiar la vida de sus familias

POR: Wendy Ferrufino

Con el modelo innovador que emplea Fundación Fabretto de “aprender haciendo” y “aprendiendo ganando”, se realiza un curso básico de cocina en el centro Maria Auxiliadora, ubicado en el departamento de Estelí, con el apoyo de Swisscontact. Paralelo, se implementa el modelo Canva, una herramienta para definir y crear modelos de negocios innovadores, que simplifica cuatro grandes áreas: clientes, oferta, infraestructura y viabilidad económica. 

Este curso tiene el objetivo de empoderar a madres jóvenes con hijos estudiando en el centro María Auxiliadora para que puedan tener la opción de establecer sus  emprendimientos de comida. Como parte del plan de clases se les enseña a elaborar platos típicos nicaragüenses, rellenos, postres y otro tipo de delicias culinarias. 

El curso inicia con un taller de emprendimiento en el que se les presenta un video a las participantes que les anima a salir de la zona de confort para luchar por lo que quieren y cumplir sus sueños, posteriormente, se les pide agruparse, discutir ideas sobre un negocio innovador ya sea un restaurante, un cafetín o un buffet y plasmarlas en un papel para luego compartirlas con el resto del equipo.

Al finalizar el taller las estudiantes pasan a la cocina, donde la profesora Eva les espera con los ingredientes para la comida que van a aprender a preparar ese día: pollo al vino. La profesora las divide y les da las indicaciones a cada grupo: “¡Grupo uno las verduras en corte juliana! ¡grupo dos condimentar el pollo! y ¡grupo tres preparen la salsa!”

Las estudiantes se lavan las manos, se ponen delantal, guantes y red para el cabello para realizar las tareas sugeridas. Mientras unas lavan y pelan las verduras, otras preparan el arroz, otras condimentan el pollo, todas se concentran en su labor y poco a poco la cocina se llena de un exquisito olor. El pollo ya se está friendo, el arroz ya casi está listo, la ensalada está servida y la salsa está a punto de alcanzar el término ideal. 

Con la comida lista organizan la mesa según la forma de servir el plato, las estudiantes se fijan que no falte nada, “se tiene que ver bien y tiene que saber mejor”, dice su profesora Eva. 

Luego de servir la comida las estudiantes están listas para degustar la comida que con tanto amor y dedicación prepararon. Así concluye una tarde llena de aprendizaje teórico y aprendizaje práctico. “Aquí nos ayudan a tener una visión más amplia de lo que podemos hacer con el conocimiento que adquirimos”, comenta Indira López, una de las estudiantes. Con esta nueva habilidad, estas mujeres están en camino hacia un futuro mejor.

Suscríbete a nuestro boletín

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 91 435 5417

Nicaragua +505 2266-8772