4-6-21  |  Historias de Éxito Nuestros Programas

Un oasis en San Benito Agrícola

POR: Jessie Ampié

 

San Benito Agrícola es una comunidad rural de Tipitapa, la zona es tan seca que parece casi imposible que crezca una planta y se desarrolle un huerto, sin embargo, en medio de ese paisaje agreste sobresale una humilde casa con un patio rebosante de plantas, ahí habita María Delgado y su familia, con mucha dedicación de todos, curiosidad y apoyo del Proyecto Nutriendo el Futuro han logrado lo que parecía imposible, establecer un huerto familiar del que sacan frutas y verduras para su alimentación, la de sus familiares, amigos, vecinos y hasta para complementar la merienda escolar.

—Tenía tres matitas de melón, las gallinas me rascaron uno, así que, de dos matitas, me cosechó 8 melones, saqué 31 ayotes de dos matitas, de chiltomas tengo 15 plantitas, coseché 4 baldes, ocupaba diario 5 para la comida, regalé…

Con una sonrisa y revisando sus apuntes, así comienza su reporte María a la promotora de Seguridad Alimentaria y Nutricional del Proyecto Nutriendo el Futuro, que este día llegó para ver como estaba el huerto, darle recomendaciones para seguir diversificándolo y consultar sobre el proceso de germinación de las semillas que le dieron.

María tiene siete años de trabajar con el proyecto, “creo que he estado en todo”, recuerda. No hay actividad que se pierda, ha pertenecido al Comité de Huerto Escolar, participa activamente en talleres de preparación de alimentos y talleres de género “el proyecto Nutriendo el Futuro me ha dado visión”, agrega, y esa visión la llevó junto a su esposo e hijos a luchar por tener un terreno propio y no solo eso, a lograr que la tierra seca donde viven recupere su vitalidad para producir frutas y verduras.

En 2020, contra todo pronóstico iniciaron el huerto, de alguna manera tenían que mantener fresco el terreno sino las plantas no germinarían, su esposo tuvo la suerte que le regalaron manguera para sistemas de riego y con esfuerzo compraron tubos y adaptadores para establecer un sistema de riego artesanal que garantiza agua las 24 horas del día al huerto.

Esta innovación propia los hizo merecedores del premio al huerto resiliente, un concurso que realizó el proyecto para seleccionar al huerto que tanto en verano como en invierno se mantiene verde y surtido. Su premio fue una bomba y herramientas para el huerto, esto les dio impulso para seguir trabajando por mantenerlo.

“Yo vivía en Tipitapa antes, alquilábamos ahí y todo lo teníamos que comprar, pero ya aquí tenía que buscar que hacer, cuando pusimos el huerto le fuimos tomando amor, ahí estamos los dos luchando por el huerto, deshierbando, haciendo almácigos, si salgo y veo una chiltoma hermosa la compro y saco las semillas, yo hago mi propio semillero, nuestro sueño  es tener el huerto más bonito de como está”, refiere con orgullo María.

Suscríbete a nuestro boletín

Lorem ipsum dolor sit amet.

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 616 60 99 53

Nicaragua +505 2266-8772