16-6-21  |  Historias de Éxito

Una beca, una oportunidad infinita de crecimiento

POR: Mariela Hernández

Gracias a los proyectos desarrollados junto a socios y fundaciones, Fabretto tiene la oportunidad de otorgar becas universitarias a personas como Mariela, nuestra más reciente miembro del equipo. Ella es parte del 30% de colaboradores que luego de completar sus becas, aplican a posiciones dentro de la fundación para desarrollarse profesionalmente. Su historia es una historia de éxito:

¡Hola! Mi nombre es Mariela Del Carmen Hernández Reyes. Nací en Sapoa Cárdenas, Rivas, Nicaragua. Actualmente vivo en la ciudad de Somoto, departamento de Madriz.

Mi familia está formada por 4 integrantes. Mi papá, Mario, quien trabaja como custodio; mi mamá, Santos Seledonia como ama de casa; mis hermanos mayores, Santos Isnoel como agricultor y Bismarck de Jesús; mi hermano menor, Héctor Antonio, quien cursa su tercer año de educación secundaria; y por último yo, la única hermana mujer.

A mis 4 años de edad comencé el I nivel de preescolar, en el Oratorio Mamá Margarita de Somoto. En 2004 me gradué siendo apadrinada por el programa de Fundación Comparte. Los 4 años siguientes cursé primaria y fui parte del área de reforzamiento educativo, manualidades, deportes e inglés. En 2011, inicié mi secundaria y continué asistiendo al centro, preparándome en el área de formación vocacional y recibiendo clases de computación.

Una beca, una oportunidad infinita de crecimiento

Graduación de bachillerato de Mariela.

Al bachillerarme en 2016, por mi promedio y perseverancia en el centro, fui considerada para una beca universitaria. Ingresé a una etapa de formación profesional a partir de la cual escogí la carrera Administración de Empresas en la Universidad UNAN Managua, Farem Estelí. Durante ese tiempo, me destaqué como una buena estudiante de la carrera.

En el transcurso de mi carrera, continué asistiendo al Centro Mamá Margarita a realizar mis horas de voluntariado apoyando las aulas de primaria en la elaboración de material didáctico y el desarrollo de estrategias en el salón de clases y asistencias. Me integré al área de monitoreo, colaborando con el registro de asistencia en sistema, la entrega de alimentos y otros materiales en las escuelas de comunidades beneficiadas. También apoyé el desarrollo de escuelas a padres y charlas sobre salud preventiva. Incluso tuve la oportunidad de pertenecer al área de administración y durante ese tiempo adquirí la experiencia administrativa que me permitió desarrollarme profesionalmente.

El apoyo brindado por Fabretto y mis padrinos de beca, Tin Roof contribuyó a la culminación de mi licenciatura.

Una beca, una oportunidad infinita de crecimiento

Soy una persona a la que le gusta estar en constante preparación. Por eso, en el año 2019, inicié el curso de operador en microcomputadora y al año siguiente el curso de Procesamiento Artesanal de Alimentos de Swisscontact.

Me siento agradecida por todas las oportunidades de crecimiento que brinda Fabretto a los jóvenes con aspiraciones profesionales e intelectuales. Todo mi camino ha fortalecido mi experiencia para que se me tome en cuenta profesionalmente para una posición según mis estudios adquiridos y me siento satisfecha porque voy a desarrollarme en lo que me apasiona.

Mi consejo para los jóvenes con aspiraciones y sueños por cumplir es:

Tomen todas las oportunidades de crecimiento que se les presente y sean siempre perseverantes porque les ayudará adquirir conocimientos y abrir puertas en un futuro.

Muchos niños y niños al igual que Mariela, pueden tener la oportunidad de continuar su educación y crecer profesionalmente gracias al apadrinamiento. Hoy les podrías dar una oportunidad infinita de crecer.

Suscríbete a nuestro boletín

Lorem ipsum dolor sit amet.

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 616 60 99 53

Nicaragua +505 2266-8772