23-7-21  |  Apadrinamiento Nuestros Programas

Tres estudiantes, tres sueños y tres comunidades a cambiar

POR: Nery Montenegro

Miles de niños en Nicaragua no asisten a la escuela por muchas razones, pero todas son a causa de la pobreza. Algunos viven en comunidades muy remotas donde no existen escuelas; otros no pueden adquirir los recursos adicionales que necesitan como ropa, cuadernos y meriendas; y una mayoría se ve obligada a elegir entre ir a sus clases o trabajar para ayudar a sus padres a cubrir las necesidades básicas de sus familias. 

Para los más de 52,000 niños que a diario asisten a las escuelas y centros de Fabretto, acceder a educación de calidad es un logro significativo. Para Jostin, Octavio y Martha, ha significado la oportunidad de convertirse en profesionales que puedan romper el ciclo de pobreza de sus familias.

Jostin Yael, pequeño futuro profesor

Desde su primer año, Jostin asiste al Centro Miguel Magone en Quebrada Honda, una pequeña comunidad cafetalera de Madriz, a unos cuantos kilómetros de la frontera con Honduras. A través del programa de educación temprana, Jostin Yael se está preparando para su siguiente etapa escolar, está dando un pequeño pero significativo paso para ser el profesor que a sus 3 añitos desea ser.

El futuro médico de Estelí

Todos los días y con mucho esfuerzo de sus papás, asiste al Centro María Auxiliadora para recibir su clase favorita: lengua y literatura. Mientras su papá trabaja como conductor y su mamá como doméstica, su tía se asegura de que Octavio Enrique continúe su segundo grado con buenas calificaciones. Para su mamá, Fabretto es una oportunidad para crear una nueva forma de vida, para lograr que su pequeño Octavio cumpla su sueño de convertirse en médico.

El sueño de Osiris: ser una profesional

Desde primaria, Martha fue beneficiada por el programa de apadrinamiento a través de Fundación Comparte el cual le permitió contar con los útiles escolares necesarios para continuar la escuela. A pesar de sus limitaciones de acceso a servicios básicos como luz eléctrica y con sólo 19 años, Martha Osiris estudió Manejo Integral de Producción Agrícola a través de nuestro programa de formación técnica SATec y actualmente cursa segundo año de enfermería. Para ella, el sueño de completar la universidad se vuelve una meta más importante para ayudar a su mamá, sus tres hermanos pequeños y a las personas que habitan en la comunidad de El Aserrío a mejorar su calidad de vida y su salud.

En el día del estudiante nicaragüense, regalale a más niños y jóvenes de nuestros programas, la felicidad de poder escoger ir a la escuela y cumplir sus sueños. 

Suscríbete a nuestro boletín

Lorem ipsum dolor sit amet.

Contacto

Estados Unidos +1 (703) 525-8716

España +34 616 60 99 53

Nicaragua +505 2266-8772